domingo, 6 de octubre de 2013

Al otro lado

Anoche el que suscribe se pasó al 'otro lado' y se enfundó en la sufrida piel del PJ. Partida de La Marca del Este dirigida por el maestro Jmi.
Gracias a él conocí este juego, el cual se ha convertido en uno de mis preferidos (ahora de moda), enamorados ambos por su simpleza y por dar tanta carta libre a master y jugadores, como a nosotros nos gusta.

Es difícil decidir si un master es bueno o no. Todo radica fundamentalmente en el estilo que prefiera el jugador, pero sí creo que es interesante sacar de cada uno lo que más te gusta o convenga a la hora de dirigir una partida.

Jmi, inmortalizando la escena en la sesión de anoche


Como he jugado con Jmi a todo (su marca de la casa y que lo identifica como rolero vetusto de lujo es que su gran especialidad y pasión es el mítico Runequest), puedo decir que más o menos le conozco, y si algo trato de 'imitarle' a la hora de dirigir mis partidas son dos cosas: su enorme entusiasmo, viviendo cada momento como si fuera el último; y la máxima, de la que soy un fiel seguidor: no dejes que las reglas estropeen una buena escena.

¿Qué más da si el ataque hace más uno o más dos? Si el jugador o el máster han de mirar en un momento clave el reglamento, justo cuando el ogro está levantando su maza sobre la cabeza para moler tus huesos, la magia se disipa y el rol pierde el sentido.

Lo mejor de todo es que Jmi se unirá a nuestro grupo de rol y será él el que pase al 'otro lado', espero que con buen resultado.

¡Bienvenido maestro!