miércoles, 2 de octubre de 2013

La aventura, en imágenes

"Oye Antonio, documenta esto". Eso es lo que me pidió D. El día que me volví a sentar a jugar a rol, allá por Enero de 2013. Hacía literalmente años que no tenía delante una ficha de personaje, y aunque ya había estado en partidas donde se usaban miniaturas para representar la acción, nunca se nos ocurrió fotografiar las escenas que se sucedían sobre el tablero.

Dado que hoy en día muchos teléfonos cuentan con una cámara decente, la herramienta necesaria ya la tenía a mano. Si a esto le añadimos que se pueden editar las fotos sobre la marcha en la misma pantalla en la que acabas de tomarlas, ya estaba todo dicho. La escena estaba montada, y este fue el resultado.

... Dejando un reguero de enemigos vencidos...

Desde entonces, es tradición que vaya haciendo fotos de las partidas, intentando captar las escenas y la acción de los momentos más relevantes, el mapa que se va desvelando, e incluso anécdotas como la de la foto de abajo, en la cual uno de los gatos de D y Z, Endor (ya sabéis dónde estáis), decidió ocupar el lugar del Dungeon Master. Memorable.

¡Endor es el Master!

Una vez dicho esto, yo no soy fotógrafo, pero me gusta hacer fotos. Uso los medios más sencillos a mi alcance para retocar las imágenes, sin grandes complicaciones, y toda mi intención es que estos documentos gráficos nos recuerden los buenos ratos sentados a la mesa de juego, y que podamos compartirlos con aquellos de vosotros que ahora mismo estáis leyendo estas líneas. Espero poder seguir haciendo fotos cada vez mejores, lo cual será señal de dos cosas: La primera, que habré aprendido a manejar mejor una cámara; la segunda, que seguimos jugando. Más abajo os dejo algunas fotos más, ¡gracias por la visita!

Esa esquiva cara del dado...

¡El Prior demente ataca!


Superados en número
"¡Perdón, no quería molestar!"
"Creo que no hay peligro..."