domingo, 13 de octubre de 2013

Volviendo a los orígenes

El que suscribe fue invitado en la noche de ayer a tomar unas copitas en casa de Jmi con la condición de echar una sesión al recién adquirido Heroquest.


Mi punto de vista, ayer.

Aunque tengo en mi posesión el excelente Descent: Journey in the Dark editado en España por Edgeent, el cual es muy superior en todos los aspectos, hay que tener respeto por los mayores, y ese aire 'añejo' que desprende este mítico juego, fundamental para todos aquellos que podamos presumir de tener juego de estrategia en la estantería, es sin duda su punto fuerte.


Como veis el Descent es mucho más completo.

Como sabéis el juego, con miniaturas, consiste en explorar una mazmorra o dungeon ante el acoso de criaturas que controla un jugador que asume el papel del 'Malvado Brujo', en este caso Bruja.

Fue una sesión muy divertida, hasta las tantas de la mañana y soportando las acometidas de Orcos, Femirs, Goblins y demás criaturas con nuestros escasos recursos. 

Habitación atestada de monstruos. 

El final de la partida, con varias copas encima y al borde de la muerte, fue épico, y acabamos todos con la satisfacción de la supervivencia ante la dulce frustración de la malvada bruja. Quizás las copas con las que 'aderezamos' la noche también pudieron colaborar para que fuese un encuentro vetusto de categoría superior. 


El dedo fatídico de la 'Malvada Bruja', cuya identidad no revelaremos por temor a futuras represalias. 

PD: Tenemos pendiente publicar la entrada de nuestra sesión del pasado viernes con Aventuras en la Marca del Este. Épico.