martes, 24 de abril de 2018

Primera experiencia en Ludus Myrtea

Este fin de semana se ha celebrado en Murcia las jornadas de juegos de mesa, rol y ocio alternativo en general: las Ludus Myrtea.

En concreto el lugar elegido son unas excelentes instalaciones en un pequeño polígono industrial. La parte mala, algo apartada del centro de la ciudad y quizás difícil de encontrar, pero con mucho aparcamiento, lo que siempre es importante. De todos modos tengo que matizar que desde la organización el esfuerzo por dejar claro dónde se encuentra el centro es máximo. 

Sala central
El lugar es una pasada, con una gran zona central con la recepción, los juegos de mesa y las tiendas. Además había multitud de salas disponibles ideales para jugar a rol, tanto en vivo como en mesa. Los servicios limpios y justo al lado del pabellón una cafetería para comer, café o lo que hiciera falta. Dentro de la nave también había una barra con todo lo necesario para 'sobrevivir' a una larga jornada de juego. En ese sentido sobresaliente.

El tinglado empezó el viernes y acabó el domingo. Viernes y sábado aquello acabó a las dos de la mañana o más, y por supuesto la entrada era gratuita, a partir de las diez de la mañana.

En la faceta rol, que es la que controlo más, tengo que destacar la presencia sobre todo de la gente y los juegos de la Espada Negra, así como un stand de la editorial HT Publishers, así como otros en donde pude ver algo de camisetas frikis o combate de airsfot. También hicieron una visita la gente del Grupo Creativo de Murcia, que como sabéis son de la localidad murciana de Lorca. En concreto vi a Pedro Gil y a Cristóbal

Para apuntarse en las diferentes partidas había un monitor en donde se podía ver las plazas restantes, lo que siempre es un acierto, aunque en algún momento se despistaban y se les olvidaba actualizar, lo que podía haber creado algo de confusión, pero nada importante.

Además de los juegos de mesa y de rol, también hubo rol en vivo o LARP, como se suele llamar hoy en día, y en general tuvo una aceptación bastante buena, por lo que pude ver.

Experiencia personal

Llevé cinco actividades, casi todas rol, y no fue bien. El viernes por a noche tenía intención de dirigir una juego de Tremulus, y como no se apuntó nadie jugué a Pendragón, con Víctor López, y fue divertido.

Partida de Pendragón
El sábado por la mañana no tenía nada programado y estuve hablando y después comiendo con el bueno de Pedro Gil, con mucha teoría y actualidad rolera. 

El sábado por la tarde dirigí precisamente una aventura de la Marca del Este, poniendo sobre la mesa todo mi arsenal, con música, mapa, miniaturas y escenografía. Se apuntaron tres personas y, según dijeron, lo pasaron bien. Yo terminé fundido porque lo di todo, con voces goblins y de tumularios incluidas. 

Foto: La Marca del Este
Por la noche nuevo 'en blanco' con una demostración del juego de mesa Mansiones de la Locura, primera edición, con mis miniaturas pintadas. Cero aceptación de nuevo.

El domingo por la mañana tenía previsto dirigir Buscaduendes a niños y niñas, pero visto el percal el sábado por la noche avisé de que anulaba la partida, ya que estaba a media hora de la capital en coche, y así descansaba. 

Por la tarde, más de lo mismo, con partida de rol de al Filo del Imperio, y como no había alguna alternativa que me interesase, me marché al hotel que estaba en el campo para ver la puesta de sol, tomar cerveza y hablar con el simpático dueño del Bed and Breakfast, que lleva 17 años viviendo en España y apenas habla en español. Un crack.

Conclusión

Como organización, las Ludus Myrtea es un evento de primer orden, tanto por sus instalaciones como por las ganas de la organización, formada por varias asociaciones de la zona que hicieron que todos los allí presentes estuvieran a gusto.

Sin embargo yo eché en falta gente. Murcia es una de las zonas más pobladas de España y su capital una de las ciudades más grandes, y por eso me extrañó que eso no estuviera atestado hasta la bola.

Escenografía de la partida
En cuanto a rol, aunque había en total una oferta de hasta 40 partidas, en general vi poca variedad y sólo llamaron la atención juegos como Dungeons&Dragons 5ª o Pathfinder, e incluso antiguallas, dicho con cariño, como Slang.

Reconozco que mi comentario está más que condicionado por el mal sabor de boca que de dejó cargar con tanto equipaje y libro para nada, pero quiero dejar claro y constancia de que como evento las Ludus Myrtea son de primer orden en el ámbito de la organización, quizás no tanta la respuesta del gran público.

Por último, dar las gracias a Víctor por la atención y a Pedro Gil por haber tenido tiempo para charlar. También fue un placer saludar a roleros de la comunidad como Tiberio, Belth, Verion o Celica, entre otros.

Love&Rol