miércoles, 20 de junio de 2018

Consejos para jugar, por Gregor Hutton

Releyendo el fantástico 3:16 Masacre en la Galaxia, del que hice una microrreseña en Twitter, su autor, Gregor Hutton, nos ofrece unos pequeños consejos para Jugar a Rol. Aunque están centrados en el juego en sí, creo que son válidos para practicar en cualquier mesa.

He publicado estos consejos en mis cuentas de twitter y G+, y en esta última el profe MIguel Ángel me sugirió escribirlos aquí en Vetustos para compartirlo con sus alumnos, y no hay nada que me agrade más que complacer a un amigo.

Para añadir algo más, y a diferencia del aporte en redes, voy a añadir algunos comentarios personales y por supuesto muy subjetivos, aunque lo verdaderamente importante es el consejo del amigo Hutton por encima de todo, que lo veréis escrito en cursiva a continuación. 

Vamos allá.

JUEGA, NO TRABAJES
Juegas para pasarlo bien, así que súmate a la alegre masacre y diviértete con ella. No es un trabajo, ¿no? Entonces no te ralles demasiado con esto.


Esta reflexión la veo útil tanto para directores de juego como jugadores. De los primeros algunos hablan de presión a la hora de plantear una partida. Se exigen demasiado. Soy de los que creen que el rol no deja de ser un juego, y cuando se deja de jugar es mejor cambiar de mentalidad. 

VIVE EL MOMENTO
Cada momento puede ser el último de tu personaje, así que no trates de hacer planes de antemano. Las eventualidades y las tiradas de dados te romperán los esquemas todo el rato y durante la partida te darás cuenta de que la historia general sabe arreglárselas sola.


Hay personas que están demasiado preocupadas por que la partida sea perfecta, una oda al rol. Creo que la emisión de partidas punteras en Youtube o Twitch hace que algunos directores de juego vean que el listón está muy alto. Pero no hay listón. Hay una mesa con ganas de jugar, y la historia no es tan importante como que lo estés pasando bien, dejándote llevar por lo que se decida en la misma y con los dados como caótico y divertido hilo conductor. 


JUEGA EN EQUIPO
Escucha a los otros jugadores al menos tanto como hablas. Comparte tus ideas, pero aprende a disfrutar también con las contribuciones de los demás.


Todos sabemos que hay jugadores en la mesa que acaparan. Para ellos sólo están el director de juego y ellos mismos. Sus compañeros de mesa son algo parecido a PNJ (Personajes No Jugadores). Soy un gran defensor de que lo más importante en la mesa es el grupo de jugadores, sus ganas de jugar y su conexión entre unos y otros. Por supuesto para esto es clave oír a tu compañero y disfrutar tanto con sus ocurrencias como con las tuyas propias. 

NO TE PASES DE LISTO
Si te tiras todo el rato tratando de hacerte el listo o de crear más giros en la trama, al final será un coñazo. En vez de eso, utiliza las respuestas intuitivas y obvias que primero te vengan a la cabeza. Cuanto menos te compliques, mejor.


Me he encontrado en varias mesas a jugadores que quizás por aburrimiento o por que son Directores de Juego con careta de jugador, que en su intento de añadir trama a las sesiones hace que otros compañeros se vean perdidos y frustrados. Creo que en la mayoría de las ocasiones su intención es buena, pero a veces les falta percibir las sensaciones de la mesa (incluyendo al DJ) y pecan de egoístas. Simplifica. 

SÉ DIRECTO
Tratar de ser sutil puede ser confuso y tratar de hacer un plan enrevesado, peor. Ve directo al meollo del asunto.


Estamos jugando a rol. Si vas a la mesa a hacer otra cosa (hacer gala de tus dotes de actor, ser el más ocurrente como si de un concurso se tratase, intentar hacer que los otros jugadores se unan a tu estilo sin que se lo pidas...) será mejor que juegues un solitario. Hemos venido a matar orcos, quizás lo que le pasó a tu hermano sin brazos no le interese a todos.  

SÉ ABIERTO
Ten la mente abierta y sé honesto respecto a tus sentimientos. Es lo mejor.


Son dos puntos importantes. En primer lugar la mente abierta te invita a que no te acotes ni acotes a los demás. Y lo segundo no lo es menos, ya que has venido a divertirte, y no tienes que ocultar tus intereses, siempre, matizo, que no se interfieran con los de los demás en la mesa.